Sensualidad, ternura y buenas conversaciones de lupanar

Para muchos hombres clientes habituales de los servicios de compañía brindados por el conjunto de prostitutas y acompañantes de la comunidad de Madrid, más allá del placer o del desahogo sexual que proporcionan este tipo de encuentros buscan una serie de elementos y características personales en estas damas de compañía que pueden y de hecho van mucho más allá de lo físico o del placer sexual.

Para muchos clientes, es infinitamente más importante que muchas de las escorts Madrid que puedes encontrar en sitios como milescorts.es con las que mantienen encuentros sexuales presenten otro tipo de cualidades como pueden ser: la sensualidad, la ternura y por supuesto que las mismas sean extrovertidas y puedan ser capaces de romper no solo el hielo inicial sino también dilatar el encuentro hasta culminar -o sobrepasar incluso – el tiempo contratado con una buena conversación. El sexo por sexo puede ser una herramienta de desahogo o desconexión más que valida, pero alcanzados determinados aspectos de nuestras vidas pueden llegar a primar por encima de estos elementos más que cercanos y normales en la contratación de los servicios de una prostituta o escort profesional.

La sensualidad: aquella gran desconocida por muchas

Una de las armas de mujer más deseadas por muchos hombres es quizás también una de las mas ausentes por momentos en la contratación de los servicios relacionados con la prostitución, o por lo menos a un cierto nivel. Una vez nos adentramos a los servicios de acompañamiento brindado por las damas de compañía o conocidas también como escorts de lujo de Madrid, estas si hacen un uso claro y extensivo de la sensualidad en todo momento, ya sea haya planificado un encuentro en un establecimiento público o el mismo se desarrolle directamente en el apartamento privado de la misma o incluso un hotel.

La seducción, el acercamiento y conquista – porque no hablar claro – son algunas de las máximas recurrentes de muchas de las prostitutas de lujo, armas que por supuesto ponen de manifiesto en todos y cada uno de los encuentros que mantienen con sus clientes, pues muchas de estas jóvenes apasionadas saben a la perfección que no solo de sexo se cautivan a los clientes recurrentes, sino que entran en juego otros muchos factores como pueden ser sus dones de gentes o incluso su capacidad para despertar el morbo y el placer de sus clientes en los juegos preliminares o incluso simplemente tomando una copa previa con una conversación distendida antes de entrar en materia.

Ternura: la máxima de muchas escorts maduras

Alejándonos un poco más del placer estrictamente sexual, nos encontramos de pleno con los servicios prestados por un conjunto cada vez más elevado de mujeres mayores de 40 años que aún ejercen la prostitución o incluso se han adentrado en este mundo a edades tardías por motivos que pueden abarcar mil y una motivaciones, como puede ser la necesidad económica o incluso un nuevo despertar de su sexualidad que requiere de la conexión con otros hombres.

Estas acompañantes entradas en años aportan ese grado de implicación, comprensión y tablas para establecer una comunicación no solo más fluida sino que además son capaces de leer de forma rápida cuales son las necesidades reales de muchos de sus clientes.

La ternura o incluso por momentos el consuelo buscado por muchos clientes que recurren a este tipo de servicios, son algunas de las máximas más demandadas de forma implícita en muchas de sus relaciones, que si bien no alcanzan el grado de satisfacción sexual que podrían llegar a ofrecerles algunas de las muchas jóvenes universitarias existentes en Madrid que ejercen de igual manera la prostitución; compensan con estas dosis elevadas de ternura, comprensión y cariño.

Hablar por hablar, antes o después del acto sexual

Otra de las grandes cualidades demandadas o mejor dicho esperadas por muchos de los clientes habituales de los servicios de estas escorts o putas de lujo de la comunidad de Madrid es sin lugar a dudas la habilidad de estas chicas por mantener no solo conversaciones distendidas e interesantes, sino también que las mismas sean capaces de romper el hielo inicial y también el final con una conversación lo suficientemente cercana y agradable para que el cliente se sienta no solo cómodo sino incluso cautivado por momentos por las dotes comunicativas de la prostituta en cuestión.

La conversación es una de esas armas que para muchos puede ser negativa por lo extendida que puede llegar a resultar la misma y por el consumo de tiempo de contratación que pueden tener las mismas, aunque también son total y completamente necesarias.

Hablar lo justo y lo necesario para saber conectar con el cliente de turno no es una habilidad que este al alcance de todo el mundo y es por este motivo que no son pocas las escorts y putas de lujo que se han ganado una buen fama y reputación por ser grandes comunicadoras dentro y fuera de la cama, haciendo que sus clientes no solo se sientan cómodos sino además consiguiendo que los mismos dejen comentarios más que favorables en los foros de consulta habituales.

Hay más que sexo en el servicio

Visto lo visto, como podrás imaginarte a estas alturas del artículo; hay mucho más que sexo en el contacto con una profesional del sexo, pero mucho más. El desarrollo de cualquiera que sea nuestra fantasía erótica o sexual con una escort requiere sin lugar a dudas que tanto la misma tenga la suficiente cintura como para hacernos hablar de forma fluida y sin tapujos así como la calidez necesaria como para que nos sintamos cómodos no solo desvelando nuestras inquietudes y deseos sexuales más íntimos y personales.

Fuente: https://www.milescorts.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *