Sobre mi

¡Muy buenas a todos!

Soy Manuel, un nombre completamente ficticio no te voy a engañar, y tras largos años de infidelidades constantes a mi pareja – a la cual quiero con locura – no he podido resistir la tentación de compartir todas mis aventuras y desventuras, todas las experiencias que he vivido en el transcurso de estos años.

¿Quién soy?

Pues soy un hombre casado, como bien podrías serlo tú mismo, que tras largos años de sequía sexual tomo un día la decisión de dar un paso adelante para encontrar la satisfacción que me era negada dentro de casa. Aunque intenté por activa y por pasiva intentar rescatar mi vida sexual de pareja, esa misión simplemente fue imposible de llevar a cabo, incluso recurriendo a profesionales juntos e incluso por separado, pero digamos que el sexo entro en un segundo plano para terminar pasando a ser algo completamente obviado en nuestra vida de pareja.

Aunque llegue a sopesar la idea de romper mi relación sentimental por momentos, sobretodo al principio, hice un ejercicio de reflexión que me resulto muy útil: yo quiero a mi mujer y ella me quiere a mí, el sexo es simplemente uno de los aspectos existentes dentro de las relaciones sentimentales y si bien lo ideal sería que estuviera presente si no lo esta, tampoco hay que forzar la máquina y respetar la decisión de nuestra pareja.

En mi caso, fui totalmente sincero con mi mujer y le confesé tras mis primeros encuentros con escorts y prostitutas que le había engañado o mejor dicho, que había mantenido relaciones estrictamente sexuales con profesionales del sector de la prostitución, un hecho que no le sorprendió en absoluto dado que hacía largo tiempo que no manteníamos relaciones sexuales. Dicho esto, mi mujer simplemente me pidió una cosa que siempre fuera con cuidado y tomando las medidas necesarias de protección, un hecho que simplemente podría haberse ahorrado pero que nunca esta de más que te lo comenten de tanto en tanto.

A partir de ese momento, hace ya cosa de 8 años a decir verdad; mis salidas nocturnas, diurnas y matutinas para saciar mis necesidades sexuales dentro y fuera de horario laboral han generado mil y una historias y experiencias que contar, en este espacio espero poder compartir con vosotros desde recomendaciones hasta alguna de mis aventuras.